Mi cuenta

Gel fresco de Aloe Arborescens

Esta especie de Aloe es de entre sus familiares la más rica en propiedades hidratantes, hasta un 200% más que el Aloe Barbadensis, comúnmente llamado Aloe Vera. Con un alto contenido en vitaminas, minerales, proteínas, aminoácidos y antioxidantes, esta planta, se convierte en un excelente revitalizador celular. Lucha contra la sequedad, los signos del envejecimiento y otros problemas dérmicos.

De entre los polisacáridos contenidos en el gel de esta variedad de Aloe, como los glucomananos y otros con alto contenido en galactosa, pentosa y ácidos urónicos, hacen del gel fresco de esta planta un potente regenerador cutáneo.

Aceite de Argán

Rico en antioxidantes y con un 80% de ácidos grasos esenciales que neutralizan los radicales libres y luchan contra los signos del envejecimiento cutáneo, reafirmando, calmando, nutriendo y regenerando la piel.

Extracto de Alga parda

Principio activo hidratante preparado biotecnológicamente a partir de un polisacárido extraído de algas pardas (Laminaria Digitata).

Esta especie de alga tiene la particularidad de crecer en costas rocosas y aguas tropicales quedando expuesta a la sequedad que proporciona el sol y el viento. Sin embargo, esta alga, posee una capa protectora que la resguarda de dichas agresiones.

Este principio activo es extraído de un polisacárido que se encuentra en esta capa protectora y se combina con aminoácidos extraídos de Chlorella vulgaris y minerales del agua del mar.

Este principio activo tiene tres efectos:

  • Favorece la hidratación reteniendo el agua en la capa córnea (capa más externa de la epidermis) proporcionando una hidratación al instante.
  • Hidrata a largo plazo, reestructurando la capa hidrolipídica y actuando en forma de barrera evitando así la deshidratación.
  • Tiene un efecto remanente intenso sobre la reserva hídrica de la piel (efecto hidratante permanente).

Este principio activo es apto para todo tipo de pieles, retiene la hidratación en la piel y lucha constantemente contra la sequedad.

Aceite de nopal

Contiene más del 85% de ácidos grasos insaturados, y más del 60% de ácido linoleico (Omega 6) considerado un ácido graso esencial. Rico en vitamina E que ayuda a estabilizar las membranas celulares y proteger los tejidos cutáneos.

Aceite de semillas de uva

Rico en ácido linoleico, nutre e hidrata la piel. Por su alto contenido en antioxidantes ayuda a combatir los radicales libres. Además de proteger el colágeno natural de la piel, mejora la elastina y la producción de ácido hialurónico.

Extracto de mirto

Tiene acción tónica, antiséptica y astringente en la piel debido a su alto contenido en mirto. Ayuda a tratar el acné por sus propiedades bactericidas. Actúa frenando los signos del envejecimiento ya que mejora la síntesis de las sirtuinas, conocidas como proteínas de la longevidad. A nivel celular, proporciona la activación de un mecanismo anti-arrugas altamente eficaz.

Extracto de Alga roja

Rico en minerales y aminoácidos con gran poder emoliente, mejora la acción de barrera proporcionando un tacto sedoso y fresco. Gracias a su acción de película protege e hidrata la piel a la vez que la regenera.

Aceite de Sésamo

Rico en ácidos grasos esenciales, ácidos oleicos (omega 6 y omega3) y en antioxidantes. Contiene propiedades hidratantes, purificantes, calmantes y regeneradoras. Además de proteger la piel de los rayos solares.